Categoría: Películas (página 2 de 2)

Crítica de How I met your mother (2014)

 

Una película del montón puede quedarse en la memoria para siempre si tiene un final impactante. Si un ensayo mediocre se remata con una frase final perfecta, la valoración sobre el texto será más positiva. Y de la misma manera, si una serie que ha estado en antena la friolera de nueve años, con sus más y sobre todo sus menos, termina con un episodio final para el recuerdo, será más fácil olvidar todo lo malo y quedarse con lo bueno. Mi relación con “Cómo conocí a vuestra madre” (How I Met Your Mother) ha sido de amor amistad-odio desde la cuarta temporada, y en sus últimos años me ha resultado muy difícil recordar por qué un día fuimos amigos. Con “Last Forever” he conseguido perdonar el insoportable estiramiento y la progresiva pérdida de gracia de la serie, gracias a un final redondo que incide en el aspecto más amargo y real de esta historia, precisamente lo que más me ha gustado siempre de ella. Y así, echando la vista atrás y haciendo balance, no puedo sino expresar mi profunda admiración por unos guionistas que han sabido elaborar un magnífico plan narrativo a largo plazo en el que todas las piezas han acabado encajando, y que han mimado su historia y a sus seguidores con un detallismo virtuoso.

Siempre he dicho que ”Cómo conocí a vuestra” madre quizás debería haber sido una dramedia, puesto que cuando más brillaba era cuando se proponía conmover y entristecer al espectador con los reveses que el destino le tenía reservado a sus protagonistas. Por eso, durante la recta final de la serie, y después de una novena temporada fallida por lo general, tuve la corazonada de que “Cómo conocí a vuestra madre” se despediría haciendo lo que mejor se le ha dado siempre, tocando la fibra sensible, dando con la nota emocional adecuada. Tenía la certeza de que “Last Forever” sería un buen final, pero lo que no imaginaba es que sería tan arriesgado (paradoja teniendo en cuenta que estaba pensado desde el principio), tan melancólico, y tan polémico. Al igual que otro ambicioso final de sitcom, el de “Will & Grace”, la series finale de Cómo conocí a vuestra madre es una coda tremendamente agridulce, poco complaciente, pero muy coherente con las trayectorias de sus personajes. “Last Forever” duele, incluso enfurece, porque no es un final de cuento de hadas, es un final que transcurre dentro de los límites de la realidad.

A través de constantes -y emocionalmente agotadores- saltos, ahora casi exclusivamente hacia adelante, el final de “Cómo conocí a vuestra madre” nos muestra cómo estos cinco amigos se enfrentan al paso del tiempo y luchan por mantener el contacto, aunque sea solo en los acontecimientos más importantes de sus vidas. Lily es el pegamento que intenta mantener a la pandilla unida por todos los medios. Pero es complicado cuando hay niños, cuando hay mudanzas, cuando no hay suficientes horas en el día y las prioridades cambian. Life happens. Mientras Lily y Marshall se mantienen como la pareja más sólida de la sitcom moderna, el resto de personajes lidian con las consecuencias de sus decisiones, afrontan los cambios y se resignan a lo que no puede cambiar. Pero todos, cada uno a su ritmo, acaban dando con aquello que les proporcionará la clave para ser feliz. En la que quizás es la escena más desarmante y enternecedora del episodio, Barney halla en la paternidad la garantía de un amor para siempre, algo que no ha conseguido con Robin (Neil Patrick Harris se despide de la serie por todo lo alto con esta escena). Puede parecer un cambio precipitado, pero recordemos que debemos considerar el factor de las elipsis, es decir, toda la evolución de la que no somos testigos, todo el dolor que no vemos, pero que sí deberíamos reconocer en los personajes. Dolor que se magnifica cuando los vemos separarse una y otra vez, distanciarse, y saludarse de forma cada vez más fría y extraña. Ver a la pandilla desintegrarse poco a poco, y en concreto a Robin perdiendo el contacto con sus amigos, conforma un final difícil de digerir, pero profundamente pertinente y franco.

Sin embargo, la decisión que más ha dividido a los espectadores ha sido la de unir a Ted y Robin en la última secuencia de la serie. Para muchos, esto supone poco menos que una traición, una puñalada al desarrollo de estos personajes a lo largo de los años. Pero precisamente ahí está la clave para entender y aceptar este final, en el paso del tiempo. Ted y Robin no huyen juntos el día de la boda de Robin y Barney. Ni siquiera tenemos garantía de que pasarán el resto de su vida juntos. Como decía, esto no es un final de comedia romántica bajo la lluvia, no es un forzado y simplón “vivieron felices y comieron perdices”. Lo suyo es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad, después de más de quince años (es decir, de toda una vida) en los que ambos han seguido cambiando, madurando, convirtiéndose básicamente en otras personas. El Ted que aguarda a Robin con la trompa azul bajo la ventana no es el mismo que el del episodio piloto, y no es el mismo que el del resto de la serie. Si tenemos en cuenta la historia de estos personajes, que se conocen desde hace ya 25 años, sus tragedias personales, y el gran papel que la soledad (o más bien el miedo a la misma) ha ejercido en sus vidas, es una conclusión perfectamente lógica, incluso la única posible para hacer justicia a la historia y el tiempo invertido en ella. Ya no es que Ted y Robin hayan sido siempre el uno para el otro (esa descripción pertenece a Ted y Tracy), es que el tiempo, en su capricho infinito, ha dispuesto los acontecimientos de sus vidas para que lo suyo finalmente tenga sentido.
“But love doesn’t make sense! I mean you can’t logic your way into or out of it. Love is totally nonsensical, but we have to keep doing it or else we’re lost and love is dead and humanity should just pack it in. Because love is the best thing we do.” -Ted Mosby

Si lo pensamos, “Cómo conocí a vuestra madre” ha sido una serie increíblemente triste, la historia de un hombre definido por su deseo de amar y ser amado, y aplacado por un destino que nunca simpatizó especialmente con él. La muerte de la madre (que Internet llevaba ya meses vaticinando) estaba planeada desde el principio, como confirma la última conversación de Ted con sus hijos, y es la última pieza del puzzle del personaje. Es esa conversación (que los actores adolescentes grabaron en 2006) lo que da sentido completo a la serie, lo que redime finalmente a Ted -si es que todavía quedaba alguien que lo considerase un simple desesperado.

¿Por qué ha estado contando este eterno relato sobre la madre de sus hijos y esta apenas ha aparecido en él? Los hijos lo tienen claro, además de un precioso homenaje, ha sido una larga treta para buscar su aprobación, para asegurarse de que, después de la horrible pérdida de su madre, están preparados para que su padre declare su amor (eterno y sincero) a la tía Robin. Esto no invalida el profundo amor de Ted por Tracy, al contrario, lo fortalece, lo eterniza (recordad, han pasado seis años desde su fallecimiento). No nos han hecho adorar a la madre para nada, nos han hecho adorarla para que entendamos a Ted, para que seamos conscientes del lugar en el que se encuentra mientras narra su historia, para que sepamos hasta dónde llegan sus sentimientos por Robin. Y si los niños lo entienden y dan su visto bueno, ¿quiénes somos nosotros para negar a Ted y Robin un último para siempre, el que sea quizás el único resquicio para hallar la felicidad y derrotar por fin a la soledad? La tesis final de “Cómo conocí a vuestra madre” es por tanto que el amor puede ser obra del destino o el resultado de una complicada historia que abarca media vida, pero lo más importante es no dejar nunca de amar.

“Last Forever” pone el perfecto broche final a una serie muy lejos de ser perfecta (claro que una ficción longeva como esta no puede ser nunca perfecta por definición). Este desenlace contrarresta de algún modo, incluso justifica, el alargamiento de la historia, y si bien no nos hace olvidar las incontables horas de relleno, nos ayuda a despedir la serie con una sonrisa, y en mi caso (seguramente el vuestro también), más de una lágrima. Una por su gran trabajo a la hora de enlazar con el final algunos de los momentos más icónicos de la serie (el Playbook de Barney, la calabaza putón, todos los high fives, los legendary…) y utilizarlos para celebrar a sus personajes y redondear sus caracterizaciones. Otra porque podemos ver en los rostros de los actores el dolor que les causa despedirse de ellos (fue devastador ver a Alyson Hannigan interpretándose a sí misma durante todo el episodio). Una más porque nos hace reflexionar sobre la pérdida (la del amor ni más ni menos, no se me ocurre nada más lacerante), sobre lo que dejamos atrás, y aquello a lo que tenemos que renunciar para seguir adelante, sobre los cambios y la fragilidad de la amistad a medida que avanzamos en la vida. Y una última porque comprobamos que el tiempo se nos va, y no hay nada que aterrorice más, como bien sabe Ted Mosby, que verlo pasar y no haber encontrado ese “para siempre”.

Clásicos Disney y películas con personajes reales: Completa la colección

Clásicos Disney: “La Cenicienta”

Cenicienta es la protagonista de esta película de dibujos animados de 1950. La historia se basa en la versión francesa del cuento “Histoires ou Contes du Temps Passé” de Charles Perrault. Se trata de una sirvienta en su propia casa, cuya función es atender las necesidades de su madrastra y sus dos hermanastras. Sus únicos amigos son los pájaros y los ratones, su única compañía hasta que un zapato de cristal da un giro a su vida. Fnac pone a tu disposición este clásico de Disney, “La Cenicienta” por 8,39€ en formato Blue-Ray.

En 2015 el director Kenneth Branagh dotó de carne y hueso a esta princesa Disney, a quien dio vida la actriz Lily James. El director ha sido fiel a la historia de dibujos animados, modificando pequeñas secuencias para lograr una historia más realista. En DVDGo puedes adquirir “La Cenicienta” por 18,95€ en carne y hueso.

Clásicos Disney: “Alicia en el País de las Maravillas”

Un día aburrido como tantos otros, Alicia se duerme y de este modo entra en el País de las Maravillas de la mano del Conejo Blanco. Allí conocerá a la Falsa Tortuga, la Reina de Corazones, el Gato de Chester, la Duquesa, el Sombrerero Loco o la Liebre de Marzo, entre muchos otros personajes fantásticos con los que vivirá aventuras de lo más variopintas. Hazte con el DVD de “Alicia en el País de las Maravillas” por 6,99€.

En 2010, Tim Burton nos trajo a Alicia a su particular mundo de carne y hueso. Johnny Depp se convierte en el Sombrerero Loco y Mia Wasikowska en Alicia, que vuelve al mundo mágico donde se adentró siendo niña para reunirse con sus antiguos amigos. El conejo blanco (Michael Sheen), la Reina Blanca (Anne Hathaway), la jota de corazones (Crispin Glover) y el gato de Cheshire (Stephen Fry) se cruzan de nuevo en el viaje fantástico de Alicia, quien tiene el propósito de poner fin al reinado de terror de la Reina Roja (Helena Bonham Carter). Amazon te ofrece “Alicia en el País de las Maravillas” por 4,89€.

Clásicos Disney: “101 dálmatas”

Pongo y Perdita, los dálmatas protagonistas, son una feliz pareja canina que vive rodeada de sus cachorros y con sus amos Roger y Anita. Pero su felicidad está amenazada. Cruella de Ville, una pérfida mujer que vive en una gran mansión y adora los abrigos de pieles, se entera de que los protagonistas tienen quince cachorros dálmatas. Entonces, la idea de secuestrarlos para hacerse un exclusivo abrigo de pieles se convierte en una obsesión enfermiza. Para hacer realidad su sueño contrata a dos ladrones. Compra “101 dálmatas” por 16,90€ en eBay.

En 1997, Stephen Herek dirigió esta película en carne y hueso. También puedes hacerte con “101 dálmatas” por 14,95€ y meterlos en tu casa de la manera más real posible.

Clásicos Disney: “Peter Pan”

Wendy y sus hermanos viven fantásticas aventuras cuando Peter Pan, el héroe de sus cuentos, les guía hacia el mágico mundo de Nunca Jamás junto a su inseparable Campanilla. En su viaje a “la segunda estrella a la derecha”, conoce la guarida secreta de Peter y a los traviesos Niños Perdidos y tienen que enfrentarse con el famoso Capitán Garfio y sus piratas. Consigue el DVD de “Peter Pan” por 10,99€ en Media Markt.

Si prefieres una versión más real, hazte con “Pan, viaje a Nunca jamás” por 9,99€. Se trata de la versión en carne y hueso de este maravilloso clásico de Disney que no te dejará indiferente.

Clásicos Disney: “El libro de la selva”

Cuenta la historia de Mowgli, un niño de dos años que es abandonado en mitad de la selva cuando sus padres mueren. La pantera Bagheera encuentra al niño y decide llevárselo a una familia de lobos para que lo cuide. Los lobos aceptan al niño como uno más de la familia y es educado como un auténtico animal. El tiempo pasa y Mowgli crece. Éste conoce la selva como la palma de su mano, algo que le hace desenvolverse sin problemas en un mundo, únicamente, para animales. “El libro de la selva” puede ser tuyo por 8,39€ en Blue-Ray.

O bien, puedes optar por actores de carne y hueso en este “Libro de la selva” por 12,59€. Los actores Neel Sethi, Ben Kingsley, Bill Murray y Scarlett Johansson dan vida a esta adaptación.

¿Las has visto todas? Estos clásicos de Disney son dignos de estar en tu salón ¡hazte con toda la colección!

Por qué no debes perderte las dos últimas películas de Star Wars

Ya son siete entregas de la Guerra de las Galaxias pero parece que el universo Star Wars no cesa. Según sus creadores, solo faltan las dos últimas películas de Star Wars para poner el punto y final a una saga que empezó en 1977 con el estreno del episodio IV ‘Una nueva esperanza’. Desde entonces Star Wars no ha parado de crecer y de crear adeptos estreno tras estreno. Puedes encontrar la saga completa en este enlace.

Esperando ya las últimas dos cintas – Episodio VIII Y IX- de Disney, te vamos a contar porque no debes perderte el final de una galaxia que creó hace más de 30 años George Lucas y que ya ha batido todos los récords. Estos son los motivos por los que debes ver las últimas películas de Star Wars.

Por todo lo que ya ha conseguido

No quedan calificativos para hablar las cifras de Star Wars. Sencillamente lo hacen por sí solas. Si la película original (1977) recaudó 1.400 millones de euros solo hay que imaginar el resto. No es de extrañar, por ejemplo, que Episodio II fuera la película más comentada del año en Facebook con 53 millones de personas.

Detrás de ello no hay más que trabajo. Una labor reconocida por todos los expertos. Sumando todos los episodios, ‘Star Wars’ concentra 30 nominaciones a los Oscar. De esta treintena de oportunidades se ha llevado 7 galardones.

Por todo ello Star Wars es sinónimo de éxito. Eso mismo pensó la factoría Disney cuando compró hace un par de años Lucasfilm por 4.000 millones de dólares.

Por sus efectos especiales

Ya hemos visto como el director de “The Force Awakens”, J.J. Abrams, ha sido aclamado por fanáticos por su éxito taquillero y revivir una de las historias más queridas por el público. Además, hay que recordar que el propietario de la productora de cine Bad Robot Productions, también es famoso por ser el director de las dos primeras nuevas películas de Star Trek.

Sin embargo, si hablamos de la magia de Star Wars hay que mencionar sus efectos especiales, un aspecto siempre vanguardista en estas películas. Aquí puedes ver como se elaboró el Episodio III.

Por los desenlaces

El Episodio VII nos muestra muchas nuevas piezas, pero todas ellas sueltas. Hay historias que se entrelazan, algunas que reaparecen en el pasado y nuevas, que nacen y se desarrollarán posteriormente en las dos últimas películas de Star Wars.

¿Quienes eran los padres de Anakin? ¿Para que está Kylor Ren en el lado oscuro? ¿Por qué Luke Skywalker estaba desaparecido hasta el final del Episodio VII? ¿Se convirtió en un sith cómo su padre? Pero sobre todo la duda principal gira en torno a Snoke, el nuevo líder supremo del lado oscuro. Una de las teorías que cobra más fuerzas es que Snoke podría ser Darth Plaguius, un personaje que ya es mencionado en otras películas pero que no llega a aparecer de manera explícita. Todas estas incógnitas se despejarán en las dos últimas películas de Star Wars.

Últimas películas de Star Wars : nuevos personajes

Daisy Ridley. Es la protagonista la nueva saga. Le acompañarán durante las siguientes películas un pequeño androide, BB8. Después lo hará Finn y juntos darán inicio a la nueva aventura.

Finn. Un bicho raro dentro del mundo Star Wars. No obstante, parece ser uno de los personajes que más evoluciona. Lo conocemos como soldado de la Resistencia pero pronto vemos como cambia de bando.

Kylor Ren. Es sin duda el villano de ‘El Despertar de la Fuerza’ y lo será también de las dos últimas películas de Star Wars. Le caracteriza su presencia, poder y personalidad. Y eso que no lo tenía fácil, dado que la sombra de Darth Vader es alargada. Posiblemente este último haya sido uno de los mejores villanos de la historia del séptimo arte.

Poe Dameron. La Resistencia cuenta con un avezado piloto, experto en piruetas y derribar naves enemigas. Poe es un líder aéreo con carisma pero además, también es el “protector” del simpático androide BB8. Poe coordina los ataques desde el Escuadrón Negro de cazas modelo T-70 y tiene buenas secuencias en ‘El Despertar de la Fuerza’.

Por su banda sonora

Nacido en 1932 -ahora mismo tiene 84 años-, John Williams es el creador de la BSO de la Guerra de las Galaxias. Una compilación de canciones que todo el mundo ha escuchado alguna vez y que, cuando lo vuelve hacer, no puede evitar volver a pensar en cualquiera de las entregas de la Guerra de las Galaxias.

Algunas de las melodías más famosas de la historia del cine, como Superman, E.T. el extraterrestre, Indiana Jones o las primeras tres entregas de Harry Potter, son obra de este compositor. Precisamente algunos cinéfilos apuntan que hay muchas similitudes entre el universo de Star Wars y el de Harry Potter.

Por todo lo que genera

El universo Star Wars es infinito. Gran parte de la marea de cifras astronómicas son por su fabuloso merchandising.

Los expertos aseguran que hay más de 140 videojuegos de Star Wars. Obviamente todas las casas de consolas tienen alguno de ellos. El último de todos es Star Wars Battlefront, que puedes adquirir aquí.

Entre el resto de merchandising se pueden encontrar tazas, peluches o figuras. Otro de los materiales de coleccionista que triunfa son las espadas láser.

Porque no son solo dos películas

Esta vez, entre las dos últimas películas de Star Wars hay algo más. Después de un año de su regreso a la gran pantalla, Disney prepara una obra especial: Rogue One, una película independiente que no se enclava en ninguno de los episodios y que persigue explicar todas las intrahistorias de la Guerra de las Galaxias.

Por sus parodias

Los veintiocho años de diferencia entre ‘Una nueva esperanza’ y la nueva saga han dado para mucho. Anuncios, famosos y otras series de televisión han hecho referencia a Star Wars en alguna ocasión. Estas son las que más me han gustado.

Los Simpsons. En la temporada 18, Bart y Skinner tienen una pelea con una recreación de Star Wars Episodio III. Al mismo tiempo se oye la famosa canción de fondo Duel of the Fates.

Lego. La marca de juguetes danesa ha querido hacer referencia en multitud de ocasiones a Star Wars. De hecho, la compañía tiene un parque temático, Legoland,  en el que dedica parte de su decorado a las obras. Esta vez ha realizado su propio tráiler del VII episodio. Aquí está:

Hasta aquí nuestro post de hoy sobre las razones para no perderse las dos últimas películas de Star Wars. ¿Y tú? ¿Cuántas entregas has visto? ¿Cuál ha sido la que más te ha gustado? Déjanos tus impresiones en los comentarios.

Recientes entradas