Mes: enero 2018

Tarta de frutilla

Este post lleva en borrador años. Cada vez que queremos hacer esta tarta o la torta bombón o la torta de merengue, tenemos que entrar a buscar la receta de la masa. Le doy publicar así me facilito el camino para la próxima.

Esta noche hicimos con Ceci tarta de frutilla. Es la primera vez que hacemos este postre y como armamos la receta sacando ideas de varios lados, la subimos al blog para poder buscarla la próxima vez.

Ingredientes

Para la masa

  1. 100 gr. de manteca
  2. 100 gr. de azúcar
  3. 1 huevo
  4. Esencia de vainilla
  5. 250 gr. de harina

Para el relleno

  1. 1 pote grande de crema de leche
  2. 5 cucharadas soperas de azúcar
  3. Medio kilo de frutillas en lo posible del mismo tamaño
  4. 1 sobre pequeño de gelatina

Antes de comenzar

Antes que nada, se deben lavar las frutillas y sacarles el cabito. Después, se cortan al medio y se colocan en un bol espolvoreadas con azúcar. A continuación, se guardan en la nevera.

Preparación de la base

  1. Enmantecar y enharinar una tartera (usamos una de 36 cm. de diámetro)
  2. Pisar la manteca (si no está a temperatura ambiente), incorporar el azúcar y batir
  3. Agregar el huevo y una cucharadita de esencia de vainilla. Volver a batir
  4. Incorporar la harina y mezclar con espátula
  5. Armar un bollo de masa
  6. Poner el bollo entre dos films
  7. Estirar la masa con un palo de amasar hasta superar el diámetro de la tartera
  8. Retirar el film de arriba y dar vuelta la masa sobre el molde
  9. Acomodar los bordes y utilizar el palo de amasar para cortar los bordes sobrantes
  10. Retirar el film
  11. Pinchar toda la superficie con un tenedor y marcar los bordes
  12. Dejar reposar en la heladera media hora.
  13. Encender el horno a fuego máximo. Cuando esté caliente, poner la tartera y dejarla entre 10 y 15 minutos
  14. Va a estar lista cuando se haya dorado. Se puede probar clavándole un escarbadientes y verificando que salga limpio
  15. Sacar la tartera y dejar enfriar

Preparación de la crema chantilly

En primer lugar, se debe batir un poco la crema para airearla, y a continuación, agregar el azúcar. Finalmente, se debe seguir batiendo hasta lograr el punto.

Para terminar

  1. Cubrir la base con la crema chantilly
  2. Distribuir prolijamente las frutillas sobre la crema. Hacerlo en forma concéntrica, de afuera hacia adentro
  3. Preparar la gelatina según las instrucciones de la caja y ponerla en el congelador aproximadamente 5 minutos
  4. Cuando tenga cuerpo revolver bien para que quede pareja y no se endurezca y distribuirla con una cuchara sobre la tarta

El Fin de la infancia

Ayer cuando veía las noticias, tuvo lugar la infaltable nota de color sobre el pre estreno de la última película de Harry Potter, exclusiva para famosos y sus hijos. La consigna: ir disfrazado. En uno de los cuadros entra en escena una chica llorando vestida de bruja. Ante la pregunta del periodista, el porqué de sus lágrimas, la chica contesta que esta película representa el fin de su infancia. Aparentaba unos 24 años, por lo que ya era hora.

Recuerdo la primera vez que escuché hablar sobre la saga. Estaba en la secundaria y en un encuentro de “cine debate” iban a proyectar La piedra filosofal. Fue esa vez, o tal vez unos meses antes cuando mi hermana y primas fuera al cine al a ver la misma película. No me gustaba para nada. Cuentos para chicos. Hasta que un día, en la casa de los Puccinelli, esperando a Cecilia, vi que en la biblioteca estaban el tomo 1 y el 2. Sin nada mejor que hacer me puse a leerlos. Los devoré con pasión. Para esa altura, se habían publicado 6 de los 7 libros y habían salido 4 películas. Y los conseguí todos gracias a Mascupon.es. En un click, ya tenía acceso a las mejores tiendas y podía elegir entre una gran variedad de productos los mejores descuentos.

El prisionero de Azcaban: mis inicios en el mundo mágico

Me volví un fan, conseguí el resto de los libros, prestados o en la biblioteca de mi escuela, miraba cada película al terminar un libro y me informaba de detalles extra en Internet. Recuerdo estar un sábado a la noche en el sillón de mi casa sin mejor plan que devorar las páginas de El prisionero de Azkaban (mi preferido) o como cuando el último libro vio la luz, leí una versión transcripta (y tal vez traducida) por gente en Internet en mi vieja Palm. Meses después compré el libro para tenerlo. El único que compré. Era gracioso, la librería estaba decorada con telas de araña y calabazas: nada más alejado al mundo creado por J. K. Rowling.

Harry Potter no es un cuento para chicos. O no es un cuento, exclusivamente, para chicos. Pueden disfrutar de él tanto chicos como adolescentes y adultos. En esa época de ferviente fanatismo llegué a comprar un libro del filósofo Tom Morris llamado Si Harry Potter dirigiera General Electric, un libro sobre liderazgo que refritaba viejos conceptos mostrados en paralelos con escenas de los primeros 6 libros. En cuanto a conseguir este libro, la verdad es que me costó bastante. No lo encontraba por ninguna librería y tampoco en español en las tiendas online. Así que decidí probar suerte con Mascupon.com.mx y cuál fue mi sorpresa cuando lo conseguí a un precio que, sinceramente, con el cambio de moneda, era estupendo.

Lo anterior es la pura verdad. Tengo muchos amigos adultos capaces de hacer cola entre un montón de niños disfrazados para asistir a la premier de alguna de las películas, debatí acaloradamente muchas veces los libros en sobremesas o en cafés, e incluso me encontré más de una vez a los personajes camuflados en ejemplos de papers académicos.

Aventúrate en Hogwarts

Así pues, si pasaste los 25, tal vez viste un par de películas y nunca te le animaste a los libros, te invito a que des un paso adelante y te inicies en las aventuras de Hogwarts. Coleccionando los objetos que pertenecen a las películas, yendo a visitar el Museo de Harry Potter en Londres gracias a las reservas de hotel y avión de Mascupon.com.ar o reviviendo este sueño mágico a través de tus hijos. Créeme que todo es posible. Incluso si piensas que llegas tarde para tomar el tren en el andén 9¾ porque ya están todos los libros escritos y todas las películas rodadas, te cuento que (con acento británico) Pottermore is coming. Un sitio donde la autora propone una nueva forma de contar la historia, haciendo uso de las nuevas formas de comunicar que ofrece Internet.

Tartas fondant para niños: recetas de cumpleaños

Una de las cosas más especiales en el cumpleaños de un niño es la tarta. Por eso, hay que tenerlo todo bien preparado: saber sus gustos, conocer qué está de moda, qué sabores le gustan… Para que puedas personalizar al máximo el pastel, lo mejor es hacerlo tú mismo desde cero. Por este motivo, hoy te traigo cómo hacer tartas fondant para niños.

¿Te imaginas su cara cuando vea la tarta de su superhéroe favorito? ¿O de sus dibujos animados que tanto le gustan? No te pierdas estas recetas de tartas fondant para niños y disfruta su día más importante del año.

 

¿Cómo hacer fondant en casa y teñirlo de color?

Como sabrás, el fondant puedes comprarlo ya hecho directamente y teñido con los colores que necesites. Sin embargo, te propongo que lo elabores tú mismo y aprendas a cómo hacerlo y teñirlo con tus propias manos. Puede ser muy divertido, ¡toma nota! En este caso, te enseñaré a prepararla con nubes. ¿Qué vas a necesitar?

  • 200 g de nubes (efectivamente, las chucherías de nubes de toda la vida)
  • 400 g de azúcar glas. Si quieres modificar cantidades, necesitas el doble de azúcar glas que de nubes.
  • Mantequilla.
  • 1 cucharada sopera de esencia de azahar.

Lo primero que debes hacer, es untar un bol de cocina con mantequilla y llenarlo con la bolsa de nubes. Puedes hacerte con ellas en Tu Despensa. Añade la cucharada de esencia de azahar para darle un toque más especial e introduce el bol en el microondas. La esencia de azahar no es imprescindible, pero le da un muy buen toque a la receta. Puedes encontrar diferentes clases en Rakuten. El tiempo puede variar dependiendo del tiempo de microondas, pero déjalo hasta que veas completamente derretidas las nubes.

Una vez esté listo, añade el azúcar glas poco a poco y ve amasando con tus propias manos hasta que tengas una masa consistente.

Terminado esto, envuélvelo en papel film e introduce la bola en el frigorífico durante 24h. Tu masa de fondant estará lista para trabajar una vez haya pasado el tiempo.

Para teñir el fondant, puedes hacerlo mediante dos técnicas:

  • Colorante en pasta o en gel: mete un palillo dentro del bote de colorante y extiéndelo por encima de la masa de fondant, amasando bien la bola hasta que tenga por todos lados un color uniforme.
  • Colorante en polvo: de igual manera, pon una cucharadita en la bola y amasa bien para que se extienda el color.

Si quieres, puedes echarle un vistazo al vídeo para aclararte mejor sobre cómo hacer fondant.

Ahora sí que sí, ¡vamos a las tartas fondant para niños!

Tarta fondant de fútbol con chocolate

Como a la mayoría de los niños les encanta el fútbol y el chocolate, aquí tienes una tarta fondant de un campo de fútbol.

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 375 g de chocolate en polvo
  • 250 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 250 ml de leche
  • 120 ml de aceite de girasol
  • Manga o jeringuilla pastelera
  • 500 g fondant verde

Lo primero de todo es precalentar el horno a 200ºC. Con una batidora, levanta bien las claras, añade las yemas, el azúcar y el aceite para seguir batiendo. La batidora no es necesario que sea ninguna en especial, pero puedes hacerte con una de estas en Rakuten desde 15€.

A continuación, disminuye la velocidad de la batidora y añade la harina mezclada con la levadura y el chocolate. Añádele leche y sigue batiendo.

Introduce todo al horno durante unos 45 minutos a 170ºC. El relleno puedes prepararlo con lo que más le guste, en mi caso lo hice de chocolate blanco. Para ello, tendrás que mezclar chocolate blanco para fundir, nata y mantequilla.

Ahora viene la parte divertida, el fondant. Ya lo hayas comprado o hecho tú mismo, tendrás que cubrirlo todo con masa de fondant verde para simular el césped del campo de fútbol. Procura que quede lo más ajustado y liso posible.

Una vez hecho esto, toca dibujar el campo. Para hacerlo, puedes ayudarte de una jeringuilla o manga pastelera, que puedes encontrar en Amazon. Tengo que confesar que ésta es una de mis tartas fondant para niños preferida, ¡me encanta el fútbol!

Cuando tengas el dibujo completo, puedes darle a la tarta de fútbol un toque más profesional con algún pack de decoración de tartas de jugadores, porterías, etc.

 

Tarta fondant de Minion

Que los Minion están hasta en la sopa es ya un hecho innegable, ¿por qué no aprovechas y haces una de las tartas fondant para niños de los Minion? Para elaborar correctamente la receta, tendrás que elaborar 3 bizcochos pequeños. Los ingredientes que necesitas son:

  • 1 bote grande de Nutella
  • 1 l de nata para montar
  • ½ vaso de azúcar
  • Almíbar ligero: 1 vaso y medio de agua
  • 3 discos de cartón algo más pequeños que los bizcochos

Para el fondant:

  • 500 g de fondant amarillo
  • 250 g de fondant azul
  • 100 g de fondant blanco
  • 20 g de fondant negro
  • 100 g de fondant marrón

Para esta receta, deberás elaborar los bizcochos previamente (sirve cualquier modelo, puedes aprender a hacerlo en este post). El primer paso a realizar es poner en fuego el azúcar y el agua durante unos cinco minutos. Si quieres, puedes agregar un toque de vainilla en rama para aromatizar el bizcocho. Encuéntrala en Tu Despensa.

Monta la nata con la batidora y agrega poco a poco la nutella. Si no sabes cómo hacerlo, puedes aprender a montar nata.

A continuación, parte cada bizcocho en 3-4 pisos. Ten en cuenta que el último corte es para quitar el “gorrito” que haya salido al hornearlo y dejarlo liso. Quita el “gorrito” en dos de los bizcochos y en el tercero déjalo tal cual haya salido del horno. Recuerda que puedes hacerte con todos los electrodomésticos al mejor precio en tiendas como Conforama, AliExpress o Amazon.

Empapa cada base con cuidado con el almíbar y rellénalo con la mezcla que hiciste de nata y nutella. Guarda un poco para cubrir por fuera el pastel y que se pegue el fondant. Monta todas las bases de los bizcochos formando una torre bien alineada con el “gorrito” como última pieza.

Cada vez que termines de montar un bizcocho completo, coloca a modo de separación los discos de cartón o de lo contrario se vendrá abajo la torre.

A continuación, cubre todo el bizcocho por fuera con la mezcla de nata-nutella y déjalo enfriar en la nevera durante 2 horas aproximadamente.

El siguiente paso es estirar bien el fondant amarillo con un rodillo de cocina y colocarlo encima de la tarta, ajustando bien con las manos.

Una vez listo, estira el fondant azul y corta una tira de tres dedos aproximadamente que cubra la parte de abajo. Para que quede bien pegado, ayúdate de un pincel mojado por unas gotitas de agua. Con la ayuda de un cuchillo, dibuja con el fondant azul restante el peto que siempre llevan los Minion. Te dejo una foto para que te sea más fácil ver su forma:

 

Los últimos detalles de la cara del Minion son el ojo, que tendrás que combinar el fondant negro, blanco y marrón, como verás en la siguiente imagen. Para conseguir el gris de las gafas, puedes mezclar el color blanco con el negro y conseguirás el gris.

 

Finalmente, vas a necesitar dos cilindros de fondant amarillo para los brazos y dos azules para las piernas. Podrás pegarlos al cuerpo como en los pasos anteriores con un poquito de pincel y agua. Para los pelos de la cabeza haz unas tiras finitas negras y cúrvalas un poco para darle ese toque tan característico. Et voilà! La segunda de tus tartas fondant para niños está lista, solo queda disfrutar de ella e hincarle el diente a este Minion.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Tartas fondant para niños: Spiderman

Spiderman ha sido siempre uno de los superhéroes favoritos de los niños, al mismo tiempo que las tartas fondant para niños de superhéroes son las más clásicas. Aquí tienes al famoso hombre araña hecho tarta. ¿Qué necesitas?

  • 4 huevos grandes
  • 250 g de azúcar
  • 250 g de harina
  • 250 ml de aceite de girasol
  • 250 ml de agua
  • 165 g de cacao en polvo
  • ½ taza de leche y pepitas de chocolate
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de sal
  • Nata (opcional)
  • 500 g de fondant rojo

Para su elaboración, primero deberás precalentar el horno a 180ºC. Engrasa y enharina 2 moldes para horno.

Mezcla los ingredientes secos (azúcar, cacao en polvo y la maicena) hasta que estén bien homogeneizados y añade el aceite vegetal, los huevos y el extracto de vainilla. Bátelo todo hasta que estén bien mezclados los ingredientes. Una vez estén listos, añade el agua y remueve con una cuchara de madera para mezclarlo. Añade las pepitas de chocolate y sigue batiendo la mezcla.

A continuación, distribuye la mezcla resultante entre los dos moldes e introdúcelos al horno durante media hora aproximadamente. Para saber si está, puedes introducir un palillo en el centro y si sale seco, es que está listo.

Transcurrido el tiempo, retira los moldes del horno y déjalos enfriar durante 15 minutos antes de sacarlos de su molde.

Antes de dedicarte al fondant, tendrás que hacer un último y sencillo paso: corta la parte abombada para que este quede totalmente plano y agrégale una capa de nata en el centro para rellenar el pastel. Por supuesto, la nata es opcional, y puedes añadir lo que tú quieras.

Para hacer el Spiderman y terminar esta tarta de fondant, tendrás que extender el fondant rojo y cubrir todo el pastel a su alrededor. Tras esta primera capa, vas a necesitar un rotulador especial para pasteles que te permita dibujar las rayas negras y los ojos del traje de Spiderman. Necesitarás un rotulador comestible negro y otro blanco.

 

Las tartas fondant para niños son una idea muy original de hacer más especial el día de su cumpleaños, representándolo con sus personajes favoritos. ¿Has hecho alguna tarta de fondant alguna vez? ¿qué más ideas se te ocurren?

Si eres un amante de las recetas, no puedes dejar de visitar estas recetas caseras de postres que no engordan, cómo hacer mug cakes dulces o las recetas más sabrosas de helados caseros.